Dolmen La Velilla

Yacimiento-Dolmen de La Velilla

Situado en un promontorio de privilegiadas vistas a la lera del río Valdavia, a 2,5 km de Osorno en dirección Abia de las Torres (P-245), es un pequeño gran tesoro de nuestro municipio. Declarado Zona Arqueológica por Decreto 15/1994, de 27 de enero, de la Junta de Castilla y León, se trata de un sepulcro colectivo, con una cámara funeraria circular formado por diez bloques de gran tamaño de piedra caliza rodeadas a su vez por un túmulo de otras diez piedras de menor tamaño que extienden diez metros alrededor de la zona central de la cámara funeraria.

A diferencia de los dólmenes clásicos, los 10 enormes bloques de piedra reposan horizontalmente, sirviendo de base a unos alzados de tapial muy deteriorados, sobre los que, originalmente, debió descansar una cubierta ya no conservada.

Todo el conjunto se encuentra reforzado exteriormente por un anillo de 9,5 metros de diámetro, formado por piedras de inferior tamaño que configuraban una especie de túmulo cuya misión principal era salvaguardar la integridad del monumento.

En el interior de la cámara de halló un inmenso osario correspondiente a más de un centenar de individuos de los que sólo 9 presentaban conexión anatómica íntegra. Durante su estudio se observaron algunos de los huesos con coloración mediante pintura de tonos ocre., seguramente derivados de embadurnamientos en rituales funerarios

Se ha encontrado ajuar funerario que consta de varios utensilios, joyería y figuras esculpidas en hueso de caprino. La datación por radiocarbono sitúa la fecha de los enterramientos en el III milenio a. C.

En 2016 se procedió a su señalización en la carretera de acceso y en el casco urbano de Osorno, así como a la limpieza y desbroce del enclave y a la plantación de aromáticas y algún árbol en los entornos, en 2017 se adecuaron los accesos y se instaló un panel interpretativo y en 2018 se ha procedido a reponer los árboles afectados por la intensa sequía de 2017.